Fideicomiso RAMCC
1 de Enero, 2020

Alumbrado Público Eficiente en Municipios de Argentina

El alumbrado es un servicio público clave prestado principalmente por los gobiernos locales. Una buena iluminación es esencial para la seguridad vial y personal de los usuarios y peatones. El servicio de alumbrado público cuenta con una mayor demanda en la actualidad en virtud del crecimiento de las ciudades, y de su relación directa con la imagen urbana y la seguridad pública. 

Actualmente, el cambio tecnológico en el campo de la iluminación permite obtener niveles aceptables y con calidad de luz en exteriores, con consumos de energía hasta 80% menores a los que se tienen en instalaciones actuales, sumado además la larga vida útil de la instalación y los bajos costes de mantenimiento. En la actualidad la tecnología LED ofrece un equilibrio entre el uso de la luz con consumos energéticos muy reducidos.

En ese marco, emplear medidas de eficiencia energética - entre ellas la de eficiencia en el alumbrado público - genera enormes beneficios, destacamos entre los principales: mayor producción con iguales costos energéticos; más luminosidad con iguales o inferiores costos, ahorro económico, reducción de la emisión de gases de efecto invernadero; desarrollo de la competitividad empresarial; impulso de empleos nuevos asociados a la aplicación de herramientas para la eficiencia energética; menor impacto ambiental. En el caso particular de los gobiernos: seguridad energética; mayor cantidad de recursos públicos disponibles para otros fines; mayores recursos para invertir en innovación y tecnología, etc.

En este contexto global, tecnológico y de país, la promoción de un programa de renovación e instalación de luminaria pública con criterios de eficiencia energética es fundamental para acompañar los compromisos nacionales y mejorar las cuentas financieras de los gobiernos locales, promoviendo la reducción del consumo energético y el coste asociado en la Luminaria Pública en gobiernos locales de Argentina, propiciando la eficiencia energética y aportando a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Los gobiernos locales, como proveedores de servicios y consumidores a la vez, cumplen un rol fundamental en el desarrollo de políticas, como así también en la promoción y difusión de las nuevas tecnologías y herramientas. Son los gobiernos locales quienes abonan el servicio energético comunitario, pueden realizar inversiones, constituir legislaciones y normativas locales, promover diagnósticos en las instituciones públicas y dependencias municipales y acceder en forma directa a la información respectiva de los servicios. Cuentan además con la capacidad para planificar, son organismos reguladores, poseen amplias competencias para la intervención directa en los sistemas y son los responsables del mantenimiento, entre otros compromisos.

Más información sobre el Fideicomiso RAMCC
Compartir en redes

 

 

Ver todos los proyectos