Empleos Verdes
31 de Agosto, 2022

Hidrógeno verde ¿la energía del futuro?

El proceso de transición desde una economía lineal, con uso intensivo de recursos no renovables, hacia una economía circular presenta un gran desafío: la inversión en múltiples fuentes de energía, de manera tal que, juntas, permitan la misma flexibilidad que hoy se alcanza únicamente a partir del aprovechamiento de combustibles fósiles. 

Actualmente, todas las energías renovables en desarrollo presentan ciertas limitaciones. Una de las más significativas es que, cualquiera sea la fuente de energía, su almacenamiento implica altos costos e incluso un significativo consumo de recursos naturales. Las baterías de litio son un claro ejemplo, y aunque su eficiencia ha crecido exponencialmente en los últimos años, cuentan con capacidades limitadas para la mayoría de aplicaciones en que están siendo introducidas. Por esto, en muchos sectores, la oferta de alternativas verdes que ofrezcan una rentabilidad comparable, es muy limitada o no existe.

En este sentido, el hidrógeno se presenta como la alternativa en combustible para muchos sectores que hasta ahora no tuvieron la posibilidad de incursionar en las energías renovables. Hay sectores como el transporte pesado, el transporte marítimo y la aviación, donde la exigencia de transportar mucha energía de forma económica y eficiente es fundamental, transformación que no será posible en el corto plazo. 

Si bien las oportunidades que se presentan para el consumo de hidrógeno con fines energéticos son muchas, es necesario pensar en cómo este componente puede ser extraído y aprovechado. Así, surge un interrogante clave: ¿es plenamente sostenible la producción del hidrógeno?. En concreto, el 95% de la disponibilidad de este recurso en el mercado se obtiene a partir del procesamiento de gas metano o carbón, con ingentes emisiones de dióxido de carbono, producto de las intenciones de economizar esta transformación.

Profundizando en este aspecto, el proceso químico conocido como electrólisis del agua, se presenta como el único que no impacta a través de emisión de gases de efecto invernadero u otras formas de contaminación. Este método consiste en la utilización de la corriente eléctrica para separar el hidrógeno del oxígeno que hay en el agua, por lo que, si esa electricidad se obtiene de fuentes renovables, produciremos energía sin emitir dióxido de carbono a la atmósfera.

La Argentina, así como otros países de Latinoamérica, han comenzado a invertir en la producción de hidrógeno por electrólisis en áreas ricas en fuentes de energía renovables y ya se empiezan a desarrollar los primeros proyectos. Al respecto, cabe también cuestionarse cuál es la fuente, y que comunidades pueden verse afectadas, como resultado de la transformación del recurso hídrico de origen.

Según la IEA (Agencia Internacional de Energía) el mercado del hidrógeno podría crecer exponencialmente, hasta llegar a un consumo de más de 200 millones de toneladas en 2030, es decir más que el doble de la actualidad. Sin embargo, no faltan los desafíos: el hidrógeno, sigue siendo significativamente más caro que las demás opciones energéticas. La apuesta de Argentina y de otros países de Latinoamérica surge de considerar que el precio baje conforme al desarrollo tecnológico y crecimiento de la oferta. En este momento, el hidrógeno tiene usos limitados sobre todo en la industria química, siendo a su vez su transporte más complejo que el del GNL. 

Cabe entonces preguntarse de qué manera esta potencial fuente de energía limpia presenta limitaciones e impactos indirectos, considerando el rol de los gobiernos en cuanto a la posibilidad de incursionar en la producción de hidrógeno verde, y observando a su vez el devenir del mercado internacional y la selección de este método como parte de las medidas para alejarse de los combustibles fósiles.


El proyecto “Empleos verdes locales: el rol de las Organizaciones de la Sociedad Civil como articuladoras de procesos de transición justa hacia una economía verde” es financiado por el “Programa Temático Organizaciones de la Sociedad Civil - Argentina 2020” de la Unión Europea, y ejecutado por la RAMCC como responsable del proyecto y la Cámara de Comercio Italiana de Rosario, In Situ y Wageningen University & Research como socios.

Descubrir más sobre
Empleos Verdes Locales
Compartir en redes

 

 

Ver todas las noticias