Euroclima
22 de Febrero, 2022

Las energí­as renovables como eficiencia energética

El cambio climático es real. Y mientras no disminuya el protagonismo de los combustibles fósiles en la matriz energética, los gases de invernadero que recalientan nuestro mundo aumentarán sus niveles. El principal gas de efecto invernadero es el dióxido de carbono (CO2), cuyo origen es fundamentalmente la quema de combustibles fósiles

La energí­a que se consume en el mundo proviene actualmente en su mayor parte de fuentes no renovables y, por lo tanto, su agotamiento inexorable significa una amenaza para el futuro de la humanidad. A esto debe sumarse su efecto negativo sobre el ambiente. De esta forma, la sustitución de las fuentes convencionales no renovables por otras alternativas renovables y menos contaminantes resulta una tarea de máxima importancia.

Cabe destacar que, la quema de combustibles fósiles para obtener electricidad provoca impactos ambientales y produce gases de efecto invernadero (como el dióxido de carbono) que elevan la temperatura de la Tierra. Esto provoca cambios en los patrones climáticos que derivan en un incremento de las sequí­as, tornados e inundaciones.

Otro problema de las energí­as convencionales es que la demanda mundial de electricidad aumenta, mientras que los combustibles fósiles se van agotando

En contraposición, la energí­a renovable es aquella energí­a que se obtiene de fuentes naturales virtualmente inagotables, sea por la inmensa cantidad de energí­a que contienen, sea porque son capaces de regenerarse por medios naturales.

Las ventajas del empleo de este tipo de energí­as frente a las convencionales se ponen de manifiesto en diferentes aspectos:

  •  Ventajas medioambientales:

  1. No producen emisiones de CO2 ni de otros gases contaminantes a la atmósfera
  2. No generan residuos de difí­cil tratamiento
  3. Son inagotables

  • Ventajas Estratégicas
  1.  Son autóctonas
  2.  Evitan la dependencia exterior

  • Ventajas Socioeconómicas

  1. Crean cinco veces más puestos de trabajo que las convencionales.
  2. Contribuyen decisivamente al equilibrio interterritorial porque suelen instalarse en zonas rurales
  3. Permiten el desarrollo de tecnologí­as propias (F. FRAGA, 2007)

En América Latina, la Eficiencia Energética y las energí­as renovables presentan un potencial importante para mitigar los efectos negativos del consumo en continuo incremento. Mientras que en Europa las polí­ticas energéticas integran a la eficiencia energética y a las energí­as renovables, en América Latina esto no sucede. Ello se debe a la falta de colocación de la temática en los temas de agenda gubernamentales. De todas formas, la contribución de Latinoamérica al problema del cambio climático global corresponde solamente al 5% de las emisiones mundiales de GEI (CEPAL, 2020).




"El proyecto de Eficiencia Energética en Edificios Municipales de la Argentina está financiado por EUROCLIMA+, el principal programa de cooperación de la Unión Europea para la sostenibilidad ambiental y el cambio climático en América Latina. Lo ejecuta localmente la Agencia Francesa de Desarrollo (Agence Franí§aise de Développement, AFD) en la Argentina. La Universidad Nacional de La Plata (UNLP) es la entidad responsable y lí­der del proyecto para su puesta en marcha y ejecución, junto con la Red Argentina de Municipios frente al Cambio Climático (RAMCC) y el Centro de Copenhague para la Eficiencia Energética (C2E2) como socios para la realización del proyecto".

Compartir en redes

 

 

Ver todas las noticias