Huella de Carbono Corporativa
5 de Octubre, 2021

Grupo San Cristóbal afianza su compromiso frente al cambio climático y finalizó su segundo cálculo de la Huella de Carbono Corporativa con la RAMCC

La empresa Grupo San Cristóbal finalizó su segundo cálculo de la Huella de Carbono Corporativa con la RAMCC. Tomando como base el año 2020, la organización culminó esta nueva etapa que da cuenta de su compromiso con la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

El cálculo se realizó bajo los lineamientos internacionales de la norma ISO 14.064-1, GHG Protocol e IPCC. Respecto al procedimiento para la obtención de las certificaciones, la primera estrella la obtiene a partir de la elaboración de un informe o diagnóstico de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), documento base para el desarrollo del siguiente paso. Para alcanzar la segunda estrella, la organización deberá diseñar un plan de gestión de Huella de Carbono. Por último, para conseguir las tres estrellas, se tienen que implementar estrategias de compensación orientadas a alcanzar la carbono neutralidad. 

De esta manera, mediante la medición de la Huella de Carbono, la empresa cuantificó el impacto que tuvieron sus actividades (consumo de energía, flota vehicular, residuos, entre otras), en la emisión de GEI.

Además del trabajo realizado, Grupo San Cristóbal extenderá su compromiso frente al cambio climático al medir la Huella de Carbono Corporativa de las 20 sucursales del país, lo que demuestra que la empresa está trabajando fuertemente en los objetivos que apuntan hacia la carbono neutralidad al año 2050.

La ingeniera ambiental Nicole Couvert, se desempeña como analista ambiental en Grupo San Cristóbal. Estuvo presente en la presentación virtual de la iniciativa Huella de Carbono de la RAMCC para empresas. En el encuentro explicó: 

“Lo que busca San Cristóbal es que el negocio sea sustentable a largo plazo, minimizando el impacto de nuestra operación en el ambiente. En línea con eso, establecimos nuestro propósitos culturales, dentro de los cuales, uno de los principios es hacerlo sustentable. Así, decidimos medir nuestra huella de carbono, ya medimos la del año 2019 y la del año 2020 y estamos por comenzar las mediciones de todas las sucursales del Grupo”.
“La medición del año 2020 incluyó los tres alcances, donde tuvimos que hacer la relevación de los consumos de gas natural, grupos electrógenos, combustibles de vehículos propios, recargas de equipos de extinción y grupos electrógenos. Incorporamos en el 2020 los residuos compostados. Consumo de electricidad y para el alcance 3 el traslado de los colaboradores al trabajo. También se suma este año los Residuos Sólidos Urbanos”, agregó.

Además, la Ingeniera resaltó: 

“En base a esto, venimos elaborando un Plan de Acción de Uso Eficiente de Recursos Naturales. Es importante contar con un estudio de cálculo de huella de carbono porque sin dudas el rol que cumplen las empresas en la crisis climática es fundamental. Es por eso que el Grupo decide alinear los objetivos de desarrollo sostenible, apuntando siempre a una economía baja en carbono”.

En cuanto al trabajo en conjunto con la Red, aseguró: 

“Elegimos a la RAMCC para hacer nuestra medición de Huella de Carbono por su experiencia y prestigio y además porque la mitad del aporte los reinvierte en proyectos de triple impacto”.

Acciones que ayudan a la reducción de emisiones

Una de las características del Sello es la reinversión del 50% del aporte de las empresas en proyectos de triple impacto. De este modo, mediante el aporte de la empresa Grupo San Cristóbal a través del Sello RAMCC Huella de Carbono Corporativa, se financió la compra de 180 árboles para apoyar la campaña de forestación que lleva adelante la RAMCC. 

Así, gracias a esta característica innovadora del sello, se le otorgó impulso al proyecto de forestación que lleva adelante la RAMCC, en el que se planteó un objetivo de 50.000 plantaciones en este 2021.


Descubrir más sobre
Huella de Carbono Corporativa
Compartir en redes

 

 

Ver todas las noticias