Empleos Verdes
17 de Junio, 2021

Entrevista a Emprendedores Verdes: la experiencia de Bioenre

Bioenre es un emprendimiento ubicado en la localidad de Riachuelo, provincia de Corrientes, que se dedica a la venta de biofertilizantes 100% orgánicos, y al asesoramiento para la valorización de residuos de las ciudades, agrícolas e industriales.

Comenzaron su comercialización en julio del 2020; primero con la presentación liquida, de la cual llevan vendidos más o menos 120L, luego la sólida, de la cual se vendieron aproximadamente 100kg. Ya el consumo de energía eléctrica se estima prácticamente nulo.

A nivel local, Bioenre cuenta con un comercio que vende el producto y se ha vendido en general para casas de familia de la zona, incluyendo ciudades en un radio de 100km; además de la venta hacia otras localidades de Argentina, a través de medios electrónicos con envío de paquetería.

Según nos cuenta Carolina, representante de Bioenre

 “La población ha comenzado a tomar conciencia, partiendo principalmente de las campañas de educación ambiental en instituciones públicas, reconociendo un producto “saludable” al encontrarlo a la venta; las ferias de Emprendedores Sustentables fortalecieron la inserción del producto al mercado”.

El contexto de la pandemia, 

“favoreció la venta a menudo en forma local, sin embargo, perjudicó la venta a granel y la posible incidencia en producciones comerciales donde tanto el transporte como la recepción de los interesados se vio perjudicada”.

Los fertilizantes orgánicos son importantes primeramente porque al producirse por la descomposición de residuos orgánicos, proveen a las plantas los nutrientes en las formas químicas que mejor las pueden absorber. Además, al ser producido a partir de residuos, reducen la emisión de GEI, y el volumen ocupado en los predios de disposición final. Ya los residuos de elementos químicos acompañantes, son mínimos.

A su vez, durante el proceso de producción se reduce la emisión de desperdicios en un 40% como mínimo, a diferencia de lo que sucede con los fertilizantes inorgánicos, producidos en forma sintética. Estos, por lo general, presentan los elementos nutritivos en formas que deben ser transformadas para la absorción vegetal, además de llevar elementos adjuntos para su estabilización y para su producción, ocupan más recursos.

Para Carolina, la mayor oportunidad de comercializar productos verdes 

“Se encuentra en la necesidad de Cambiar el paradigma de producción agropecuaria, para producir en forma agroecológica, con campañas internacionales de cuidado y promoción de conservación y soberanía alimentaria”. Su mayor desafío es “es cambiar el actual paradigma de la producción: masiva y “más económica”. Utilizando productos sintéticos, sin estimar el impacto ambiental generado y el costo monetario a futuro de dicho impacto, que deberán pagar las futuras generaciones”.




"El presente artículo se ha elaborado con la asistencia financiera de la Unión Europea. Las opiniones expresadas en él no pueden considerarse en modo alguno como reflejo de la opinión oficial de la Unión Europea". 

El proyecto “Empleos verdes locales: el rol de las Organizaciones de la Sociedad Civil como articuladoras de procesos de transición justa hacia una economía verde” es financiado por el “Programa Temático Organizaciones de la Sociedad Civil - Argentina 2020” de la Unión Europea, y ejecutado por la RAMCC como responsable del proyecto y la Cámara de Comercio Italiana de Rosario, In Situ y Wageningen University & Research como socios.

Compartir en redes

 

 

Ver todas las noticias