María GrandeInventario GEI
28 de Mayo, 2020

María Grande comienza el diseño de su PLAC con la idea de impulsar una economía local sostenible

María Grande, provincia de Entre Ríos, finalizó su Inventario de Gases de Efecto Invernadero (GEI), junto al equipo técnico de la RAMCC, y planifica los próximos pasos para el diseño del Plan de Acción Climática. El intendente, Hector Solari, expresa como uno de los objetivos principales, el impulso de políticas que promuevan la creación de nuevos empleos en una economía circular. 

El diagnóstico, que llevó varios meses de trabajo conjunto entre la Municipalidad de María Grande y el equipo técnico de la RAMCC, determinó la suma de 66.177,89 tCO2e toneladas de emisiones totales de CO2e en el año 2018. "Ha sido un trabajo arduo pero muy satisfactorio y llevadero merced al apoyo y acompañamiento permanente de parte de los asesores de la RAMCC. Gracias a ello y a la colaboración de las entidades a las cuales hemos solicitado información indispensable para elaborar el inventario, hemos podido concluirlo rápidamente", dictaminó Solari. 

Para arribar a las emisiones totales (representadas en el primer gráfico), se tuvieron en cuenta las derivadas de cinco sectores locales: energía estacionaria, agricultura y ganadería, residuos, procesos industriales y agricultura y ganadería. Estos resultados permiten elaborar un diagnóstico amplio de la situación local. Sin embargo, para el diseño del Plan Local de Acción Climática (PLAC) se considerarán las emisiones del Inventario Básico (representadas en el segundo gráfico), que contempla las actividades en las que el municipio tiene injerencia. Además, esta forma de computar los datos sirve para comparar los resultados con otras localidades ya que cubre fuentes de emisión que se presentan en todas las ciudades del mundo.

De aquí en adelante

Desde la gestión local se han desarrollado diversas acciones que responden a las iniciativas de una comunidad comprometida que busca disminuir sus emisiones, con la mirada puesta en la calidad de vida de los vecinos y en sumar su aporte a un reto global como es el cambio climático. Algunas de esas medidas son: la separación en origen de los residuos (orgánicos e inorgánicos) con días de recolección diferenciados, el fomento de actividades saludables y movilidad sostenible (bicisenda y caminata) e implementación parcial de iluminación pública LED, entre otras. 

"A partir de este diagnóstico, la intención es avanzar sobre eficiencia energética y energías renovables (energía solar térmica y eléctrica; biogás), profundizar el paso a iluminación pública LED (al 100% si es posible), campañas de educación y concientización sobre la problemática medioambiental, movilidad eléctrica, un plan de reforestación de los espacios verdes y una mejora sobre el tratamiento de residuos urbanos y de efluentes. Vemos mucho campo de acción y la idea sería vincular las acciones públicas con el sector privado fomentando de esta forma la generación de trabajo e inversión con un impacto medioambiental positivo", explicó el mandatario. 

Además, agregó: 

"Consideramos altamente valioso este resultado. En principio, porque nos permite tener un punto de referencia inicial para saber dónde estamos parados como comunidad en el contexto global en lo que hace a emisiones. Comprendemos que la lucha contra los efectos negativos del cambio climático es tarea de todas las personas y por lo tanto de las comunidades como núcleo básico sobre el que estas se agrupan. Por lo tanto, este trabajo sienta un punto de partida indispensable".

Resultados por sector

40,94% Transporte. Las emisiones de este sector provienen del consumo de combustibles en vehículos particulares, transporte de cargas y vehículos municipales. Para calcularlo se utiliza el método de venta de combustible y la información se obtuvo de la empresa prestadora del servicio y del Ministerio de Energía de la Nación.

35,93% Energía estacionaria. Estas emisiones provienen del consumo de energía eléctrica, gas de red y envasado, leña y carbón en los sectores residenciales, comerciales, municipales, industria y agrícola.

18,53% Agricultura y Ganadería. Las emisiones provenientes del sector agrícola se deben a las 6.672 cabezas de ganado existentes entre las cuales se destacan bovinos de carne y leche y porcinos.

También se incluyen en este sector las emisiones por el uso de la tierra. En María Grande predominan hectáreas sembradas con soja, trigo y maíz. En menores cantidades cebada, girasol, sorgo, avena, colza y lino. En total suman 5.411 hectáreas.

18,53% Agricultura y Ganadería. Las emisiones provenientes del sector agrícola se deben a las 6.672 cabezas de ganado existentes entre las cuales se destacan bovinos de carne y leche y porcinos.

También se incluyen en este sector las emisiones por el uso de la tierra. En María Grande predominan hectáreas sembradas con soja, trigo y maíz. En menores cantidades cebada, girasol, sorgo, avena, colza y lino. En total suman 5.411 hectáreas.

0% Procesos Industriales. Dentro del límite definido no se registra ningún proceso industrial como fuente de emisión de gases de efecto invernadero. Este sector considera las emisiones producidas por las transformaciones fisicoquímicas de ciertas materias primas hasta su conversión a productos finales. Cabe destacar que este tipo de procesos son muy específicos (producción de acero, vidrio, petroquímicos, etc) y existen en pocas localidades del país.

Emisiones del Inventario Básico

El reporte de un inventario nivel básico cubre las fuentes de emisión que ocurren generalmente en todas las ciudades, correspondientes a los sectores de Energía Estacionaria, Transporte y Residuos, pero sin tener en cuenta las emisiones generadas por las pérdidas en la transmisión y distribución de energía en la red eléctrica, las provenientes de la industria de la energía (generación de energía), y la de los residuos generados fuera del municipio y tratados dentro del límite de este. La responsabilidad sobre estas últimas fuentes de emisión no recae sobre la municipalidad en su totalidad, sino que es compartida con los consumidores de energía eléctrica de todo el país en el primer caso y por el generador de residuos en el segundo. Además, esto evita la doble contabilización de emisiones en los inventarios de otras ciudades.

Por estas razones, la RAMCC toma como base las emisiones del inventario básico para establecer los objetivos de reducción de una estrategia de mitigación.

Compartir en redes

 

 

Ver todas las noticias