Cambio climático en el planeta: el evento natural que complicará a la humanidad en los próximos años

Calor extremo en el hemisferio sur y frío insufrible en el norte. En el comienzo del año 2013, Chile registró temperaturas y sensaciones térmicas record. La modificación del clima y la exacerbación del tiempo en nuestro país son parte de las "manifestaciones" de una instancia natural irreversible.

La zona central de Chile está viviendo una época con temperaturas record. Más de 35°C en diversas comunas de Santiago, mientras que en la V Región se registraron hasta 40°C en las localidades de Los Andes y Putaendo. Consecuencia: sequía, falta de productividad en la zona y preocupación entre sus habitantes.

El singular oleaje de calor y frío que se intensificó en las últimas décadas a lo largo de la Tierra, dejó de manifiesto que la modificación del clima es una realidad. A pesar de que expertos en la materia aún discuten si este transcurso para la humanidad es parte de algo totalmente normal, o si corresponde a algo netamente provocado por la mano del hombre.

Como ingeniero y magíster de Gestión y Políticas Públicas de la Universidad de Chile, especializado en la adaptación al cambio climático, Christian Tapia describió en su columna "Cambio climático, Chile en riesgo", publicada en Cooperativa, la situación medioambiental de nuestro país y del mundo.

Bajo el contexto de la última cumbre mundial de revisión del Tratado de Kioto, que se desarrolló el año pasado en Doha, Qatar, se determinó que "los 194 países que aprobaron la prórroga del Protocolo hasta el año 2020, y que se comprometieron a reducir sus emisiones, generan un poco más del 15% del total mundial de gases efecto invernaderos", expuso Tapia.

Además el especialista criticó "la falta de objetivos obligatorios para China e India y la negativa de EE.UU. para formar parte de este acuerdo. Es decir, los principales países emisores de gases efecto invernadero no asumen obligaciones para reducirlas".

"El cambio climático ya está presente", sentenció el ingeniero, quien añadió que "esto se evidencia en el acelerado derretimiento de hielos en el Polo Norte y Groenlandia. Sus causas son atribuidas al aumento de gases efecto invernadero en la atmósfera, donde su principal emisor es el hombre", afirmó.

Según Christian Tapia, la diferencia de estas transiciones de tiempo se basan en "la gran velocidad a la cual están ocurriendo estos cambios", y agregó en el sitio web que este asunto "impacta todos los rincones de la actividad humana y la forma de enfrentarlo no sólo tiene respuestas que provienen del mundo científico, el principal desafío tiene que ver con los acuerdos", ya que "el problema es fundamentalmente político".

Informes previos

También aportó a la discusión y al análisis de esta complicación a nivel global el último trabajo del grupo intercontinental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), organismo de las Naciones Unidas. Para la entidad extranjera, el calentamiento del sistema climático es algo totalmente "inequívoco".

Según la IPCC, los once años más cálidos "desde 1850, ciclo desde que se tienen registros meteorológicos, se generaron entre 1995 y 2006". Se pormenorizó que la tendencia al alza de la temperatura de manera lineal en los últimos 100 años, figuró un incremento de 0,74 grados Celsius.

Para la experta de la Dirección Meteorológica de Chile (DMC) Claudia Villarroel, la realidad que está viviendo nuestro territorio se apreció con especiales referencias "en la zona norte, la costa ha manifestado tendencias negativas de temperatura en los últimos 30 años".

"En general, en el país la temperatura aumenta significativamente en los valles y ciudades, más que en la costa y zonas rurales", comentó la meteoróloga a Cambio21 y complementó con que "además del cambio climático, es también causal de la planificación urbana. Indicadores asociados a las temperaturas se han alterado en las últimas tres décadas, como por ejemplo los días de verano (temperaturas superiores a 32°C), se están incrementando a un ritmo de seis a nueve días cada 10 años en la zona central. Mientras que las noches frías disminuyen, las noches cálidas se acrecientan significativamente".

Y como dato "el número de días con heladas disminuye en ocho días por década aproximadamente en la zona central", aseguró Villarroel. En su conocimiento sobre clima y tiempo en Chile, la especialista de la DMC argumentó a este semanario que la enseñanza de las consecuencias de esta modificación mundial a la población, será preponderante para hacer un cambio de mentalidad.

"La educación es fundamental. Hay que entender que en otros periodos de tiempo existieron numerosos cambios climáticos, y que el actual tiene un componente específico, como su variabilidad y la otra antropogénica", y concluyó con que "en los colegios se deberá dar ese paso para este largo camino de aprendizaje".

Hacia el futuro

El incesante ritmo industrial y productivo al cual la raza humana sometió a la Tierra, se enmarcó como una de las grandes causas del inestable tiempo al que se vieron expuestos diversos puntos del planeta.

Como un fenómeno irreversible y transversal, las poblaciones vulnerables desde el ámbito socioeconómico serán las más aquejadas por estos embates, como lo dieron a conocer documentos internacionales.

Las principales resoluciones para dar un giro a este fenómeno están en la implantación de áreas verdes, y la creación de ordenanzas que impidan convertir zonas vulnerables hacia anomalías climáticas.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) ya informó que trabajará con los gobiernos nacionales "para proteger la diversidad biológica y ordenar los ecosistemas en 1.400 millones de hectáreas de tierra y masas de agua".

"La supervivencia humana depende en gran medida de la diversidad biológica y los ecosistemas saludables. Sin embargo, en los últimos decenios el mundo experimentó una pérdida de la diversidad biológica y una degradación de los entornos sin precedentes, lo cual socavó los fundamentos mismos de la vida en la Tierra", aseguró la Secretaria General Adjunta de las Naciones Unidas y Administradora Asociada del PNUD, Rebeca Grynspan.

Muertos de frío

Mientras en Sudamérica los termómetros se elevan por sobre los 35°C, en Europa y Asia se está viviendo una ola de frío que ya dejó centenares de víctimas.

La variabilidad a la que se refirió la meteoróloga Claudia Villarroel, la intensificación y las sensaciones contrapuestas entre uno y otro hemisferio, se debe al tema de la ubicación territorial. "Además del hecho de que en esta época ellos tienen invierno y nosotros verano, en los países del hemisferio norte los eventos climáticos son más extremos por un efecto de la continentalidad", explicó a este medio.

En India y Rusia, el tiempo frío cobró la vida de centenares de personas. Más de 135 rusos murieron por las bajas temperaturas, mientras que más de 140 personas fallecieron en suelo indio.

En algunas localidades, como en la ciudad siberiana Yakutsk, en Sakha, la temperatura alcanzó los -44°C. Diversos climatólogos, basados en estudios históricos, consideraron que esta temporada de invierno fue la más dura de Rusia en los últimos 70 años.

En tanto que en otro punto de Asia, especialmente en China, los dígitos bajaron hasta los -15°C. En algunas regiones como en Laizhou, en la costa de provincia este de Shandong, el mar se congeló. La mayor consecuencia se dio cuando más de 1.000 embarcaciones quedaron varadas. El Centro de Vigilancia del Medio Ambiente de la provincia explicó que la capa congelada se extendió por 291 kilómetros cuadrados.

FUENTE

Lock full review www.8betting.co.uk 888 Bookmaker