Activados para la sostenibilidad

ORGANIZADOS al más puro estilo de las conocidas brigadas de toda la vida. Así es cómo alumnos de nueve centros educativos de Durangaldea, Debabarrena y Amorebieta-Etxano velarán porque sus compañeros y profesores realicen un consumo de energía responsable.

Ellos serán los encargados, primero, de auditar el uso, por ejemplo, de electricidad y agua que realizan para, posteriormente, enfrentarse a la tarea de concienciar a toda la comunidad educativa sobre los malos hábitos adquiridos. Se trata de "un mecanismo lúdico en el que el alumnado está completamente implicado y que permite conocer los puntos más débiles de la gestión energética del centro para empezar a actuar", apuntó Oskar Zarrabeitia, presidente de la Mancomunidad de la Merindad de Durango.

Esa es una de las partes en las que se divide la campaña Actívate+, iniciativa impulsada por la Diputación Foral de Bizkaia, la sociedad pública Garbiker, el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia, el Ente Vasco de la Energía y el Grupo Eroski, con el objetivo de fomentar la participación ciudadana a favor de la sostenibilidad ambiental.

Para ello, el proyecto no se circunscribe únicamente a los escolares, sino que pretende implicar a toda la ciudadana. De este modo, desde hoy mismo, todos los hogares de Amorebieta-Etxano, Ermua, Mallabia, Abadiño, Atxondo, Berriz, Durango, Elorrio, Garai, Iurreta, Izurtza, Mañaria, Otxandio y Zaldibar pueden participar también de la experiencia a través de las páginas web de sus ayuntamientos y mancomunidades.

Lo único que tienen que hacer es registrarse y dejar que "unas sencillas cuestiones" evalúen la sostenibilidad de sus hábitos cotidianos. Superada esa fase, el proyecto facilitará a los hogares registrados unos "prácticos manuales informativos", con los que pueden reducir un "5% del consumo de agua y energía en los hogares, incrementar un 12% el uso de contenedores de recogida selectiva y disminuir un 7% las emisiones de CO2", subrayó Zarrabeitia.

No obstante, al margen de contribuir al cuidado del medio ambiente, los participantes obtendrán un beneficio económico que dejará su huella en los presupuestos familiares, ya que pueden conseguir un ahorro de hasta el 10% en los gastos domésticos.

DURACIÓN. La campaña está centrada en cuatro áreas -agua, energía, compra y movilidad-, cada una de las cuales será abordada a lo largo de tres semanas. De este modo, "el programa se desarrollará durante tres meses a partir de la fecha de inscripción", matizó Carlos Oppe, presidente de Plan de Acción Global (GAP), programa internacional auspiciado por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente y acreditado por la Unesco dentro del que se enmarca Actívate+, y cuya finalidad es mejorar las condiciones de vida de las personas, reduciendo el impacto generado sobre el medio ambiente.

Los municipios en los que se desarrollará la campaña, además, no son novatos en estos menesteres. En Amorebieta-Etxano, por ejemplo, hace tiempo que la Administración local viene apostando por la puesta en marcha de distintas iniciativas orientadas a la construcción de un municipio sostenible, de ahí que les haga "ilusión" y les parezca "bonito participar en este proyecto", destacó David Latxaga, alcalde del municipio.

Ermua, por su parte, ya participó en un proyecto piloto en 2004 que contó con la colaboración de 2.500 familias del Bajo Deba, de las que 500 fueron de Ermua y Mallabia, y en el que se consiguieron unos "resultados interesantes", no solo en lo que se refiere a la participación -un 25% de los hogares acabaron el proyecto-, sino porque también lograron ahorrar, por ejemplo, "9,5 litros de agua diarios", destacó Félix Prol, concejal de Urbanismo y Medio Ambiente en el Consistorio ermuarra.

Esta vez, la iniciativa espera contar con la implicación "del 3% de la población", indicó al respecto Oppe.

Lock full review www.8betting.co.uk 888 Bookmaker