Reciclaje de residuos electronicos en San Isidro: Nueva sala e alfabetización digital en Martínez


02/09/2019

Con el objetivo de avanzar en el cuidado del medio ambiente y en la inclusión tecnológica, fomentando la educación digital, el Municipio de San Isidro entregó computadoras recicladas al Centro Educativo de Nivel Secundario (CENS) 452 ubicado en Fleming y Edison, Martínez, dentro de las instalaciones de la Escuela Provincial Nº 14.

El intendente Gustavo Posse se acercó hasta el lugar para recorrer la nueva sala, equipada con máquinas que se elaboraron con el material reunido en las jornadas de recolección de residuos electrónicos que organizó el Municipio con la Fundación Equidad.

“La educación para adultos es una herramienta fundamental que permite que el sistema se adapte a la persona. Por distintas circunstancias, muchas personas no pueden cursar el primario y secundario cuando son chicos, por eso acá se les brinda una muy buena posibilidad para finalizar sus estudios. Qué mejor que además esto sea acompañado de alfabetización digital, fundamental hoy en día para todos los rubros”, afirmó Posse.

El nuevo espacio digital se creó luego de que autoridades del establecimiento educativo conversaran con el Club de Leones de Martínez, quienes contactaron al Municipio para arreglar la entrada de las computadoras recicladas y además compraron los litros de pintura para pintar la sala (actividad que realizaron los jóvenes la red Tomá La Voz). También se entregó al CENS una bandera de ceremonias.

“Es importante siempre trabajar en equipo entre el Municipio y ONG para buscar el progreso social, y en este caso también que la comunidad vea el resultado de sus donaciones de equipos electrónicos en las jornadas de recolección que se organizan”, remarcó Oscar Collado, integrante del Club de Leones de Martínez.

“Para nosotros era muy necesario contar con nuevas computadoras porque todos sabemos que son una herramienta básica para que puedan trabajar a futuro. Estamos sumamente agradecidos con el Municipio”, concluyó Gladys Abelleira, directora del CENS 452.