Hacia una recolección diferenciada en la ciudad de Bariloche.


28/08/2019

Con el objetivo de disminuir la cantidad de residuos enterrados en el relleno y colaborar con las tareas de clasificación y comercialización de residuos secos que realiza la Asociación de Recicladores  Bariloche (ARB), se instalaron puntos de acopio de material seco. Con la llegada de los nuevos contenedores y el camión de carga lateral a la ciudad, se pudo concretar la implementación de la recolección diferenciada en cinco barrios del oeste de la ciudad, un programa trabajado entre las juntas vecinales y las distintas áreas del municipio. Todos los jueves, el nuevo camión municipal recolecta los residuos secos de los cinco puntos de acopio.

El material recuperado se entrega a la ARB quienes lo clasifican en su planta ubicada dentro del Centro de Residuos Urbanos Municipal (CRUM) -donde también se ubica el manto de disposición final- para luego ser vendido a distintas empresas recicladoras del país.

Esta medida se trata de un objetivo pendiente del municipio, demandado tanto por la ARB como por los propios vecinos que buscan revalorizar los residuos secos generados en la ciudad. Los próximos pasos incluyen extender el número de puntos de acopio en los distintos barrios de la ciudad, trabajando en conjunto con juntas vecinales y delegaciones.

Que es la ARB?

La ARB, una asociación que trabaja hace más de 13 años en la clasificación y comercialización de RSU, está compuesta en su mayoría por mujeres. Surge de la necesidad de dar sustento a sus familias
-primero informalmente- en el 2011, recurriendo al manto de RSU en busca de materiales para comercializar. Unos años más tarde, 60 personas se organizan en lo que hoy es la asociación para trabajar de manera formal en la clasificación y comercialización de material seco.