Ya funciona el primer Punto Limpio Móvil en la ciudad de Tandil para difundir la separación de residuos


22/07/2019

Desde Medioambiente buscan ampliar el horizonte de posibilidades que tiendan hacia una gestión más integral de los residuos, con legislación que acompañe.

Tal como hizo días atrás con los nuevos vehículos de la policía, el Gobierno comunal eligió la explanada de la Municipalidad para mostrar el primer Punto Limpio Móvil, que debutó el fin de semana en las presentaciones del artista plástico Milo Lockett en los clubes Independiente y Unión y Progreso.

Se trata de una pequeña estructura rodante acondicionada, fundamentalmente, para ejercer tareas de educación y concientización, además de recepcionar materiales como vidrio, plástico, papel y metal. Según estimaron, en pocas semanas se terminará de organizar la logística para que esté operativo y disponible para circular por los distintos barrios, escuelas, instituciones y eventos.

Concientización y difusión

Héctor Creparula, director de Medioambiente, explicó que la nueva unidad sirve como complemento de los Puntos Limpios fijos y que es un paso más en el desarrollo de los barrios, con el valor agregado de la movilidad y la difusión en pos de contribuir a la concientización de la población en la materia, con miras a que se pueda producir un cambio de paradigma en la gestión de los residuos urbanos.

De acuerdo a los precisado desde el Ejecutivo, la iniciativa es una forma didáctica de visibilizar las tareas que desde hace tiempo se desarrollan desde la dirección medioambiental y tiene como objetivo que los niños y el público en general conozcan qué es lo que pasa también con los materiales que se depositan, cómo se procesan, qué destino tienen y cómo se recuperan o reutilizan.

“Arrancamos con el espectáculo de Milo Lockett, como una presentación y después el movimiento se va a ir generando solo. Tiene la misma dinámica del punto fijo en cuanto a materiales”, explicó.

El funcionario refirió que cada vez más gente se va acostumbrando a la separación de basura, estadío que en algún momento será la única manera de tratar los desechos. “Por el momento hay opciones pero cada vez más gente se suma y se acostumbra a gestionar los residuos de otra forma”, ponderó.

El problema de la logística

Los Puntos Limpios reciben alrededor de 3.500 kilos diarios de residuos que van a diferentes instituciones y también son procesados por el Municipio. En esta coyuntura y ante los reclamos y demandas de sectores de la sociedad, Creparula expuso que se van acoplando a las exigencias de los vecinos y aseguró que el trabajo en el área es muy “dinámico” y no responde a estructuras fijas e inalterables, sino que de modo constante se buscan nuevas formas de abordaje a una problemática que preocupa mucho.

“Como no tiene dinámica fija ni verdad revelada esto siempre puede ir mutando. El punto itinerante puede ser más grande, puede haber dos, tres, pueden todos los puntos limpios convertirse en móviles”, consideró ante la consulta de si no sería necesario incorporar más unidades a futuro o definir nuevas formas de trabajo dadas las dimensiones de la ciudad y la cantidad de habitantes.

Por otro lado, se desprende que los principales escollos que encuentran los vecinos a la hora de separar los residuos es que al no haber una planta de gestión integral y tratamiento de los desechos, la separación domiciliaria no surte efecto porque después todo se vuelve a juntar en el proceso de recolección, y la logística del traslado del material a los puntos limpios.

Al respecto, Creparula reconoció que ese es un problema pero que no sólo afecta a esa parte de la cadena, sino que el traslado es un inconveniente en todos los eslabones.

“El plástico no se puede utilizar en Tandil, se procesa y se manda a Buenos Aires, es una cuestión diaria, el tema es siempre la logística y los traslados. Recibimos informes consultas de entidades sobre cómo separamos y nadie presta atención a estas otras cuestiones”, ejemplificó.

Normativas que acompañen

El funcionario destacó también la importancia de que haya normativa que acompañe en estos temas, fundamentales para promover actitudes y acciones positivas en la ciudadanía y ofrecer el marco legal para llevar adelante propuestas que modifiquen el tratamiento de los residuos tal como se conoce hasta el momento.

“Esta es una ciudad muy particular geográficamente, geomorfológicamente, por distancias de recorrido, todas las opciones pueden ser válidas y todas están en estudio desde Obras Públicas. Tanto como en el caso de la Mesa Girsu y otras instituciones, tenemos que entrar a mirar a los grandes generadores que tienen que empezar a separar residuos, ver si realmente estamos todos de acuerdo en la separación domiciliaria, porque se puede armar un proyecto puntual  para un barrio, sector de la ciudad o para todos, pero después nadie lo cumple y entonces hay que obligar con la legislación”, detalló.

Vale reseñar que en el Concejo Deliberante hay proyectos de ordenanza presentados por la Mesa Girsu el año pasado sobre la trazabilidad de los contendores de residuos y para regular a los grandes generadores de desechos, que aún están en evaluación.

“Tenemos que trabajar con grandes generadores y ordenanzas que prohíban ciertos materiales, todos son de cambio de hábito. También necesitamos leyes provinciales y nacionales que avancen con cosas que desde acá no podemos, como por ejemplo una ley de envases, a veces nos hacemos cargo de cosas que no deberíamos”, cerró Creparula.

Hacia una gestión integral de los residuos

Desde la Mesa Girsu -un espacio abierto de la Universidad y diferentes actores de la sociedad civil- impulsan en Tandil iniciativas tendientes a generar un proyecto concreto de gestión integral de residuos sólidos urbanos, más allá de las acciones marginales que puedan plantearse para paliar la situación.

Según informan desde su página web, la ciudad cuenta con un relleno sanitario desde 1998 que en 20 años duplicó  la cantidad diaria de toneladas que allí se entierran y las cifras van en ascenso.  Si bien siempre existió recuperación de materiales a través de los cartoneros y empresas privadas, desde 2009 distintas organizaciones de la sociedad civil impulsaron la colecta de algunos residuos para su venta. Con su esfuerzo, lograron que en 2015 el Municipio abriera el primer Punto Limpio de recepción de materiales para las entidades y en 2016, el segundo. En la actualidad son cuatro las estaciones de esta índole que funcionan en el distrito, más la opción itinerante.

Fuente: https://www.eleco.com.ar/la-ciudad/el-municipio-presento-el-primer-punto-limpio-movil-para-difundir-la-separacion-de-residuos/