La Comuna de Soldini define su Plan de Acción Climática.


05/05/2019

Los presentes aportaron y debatieron acerca de objetivos y posibles medidas a implementar de cara al 2030, para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y adaptarse al cambio climático.

De esta forma se dio inicio a la confección del Plan Local de Acción Climática del Municipio del Municipio. La confección de este plan es la continuación del trabajo que se viene desarrollando desde la localidad, que ya cuenta con su Inventario de Gases de Efecto Invernadero.

Participaron de la actividad 10 representantes de distintas áreas de la municipalidad, lo que demuestra el compromiso municipal con la acción climática y enriqueció ampliamente los resultados del taller, garantizando la transversalidad de las propuestas y la multiplicidad de miradas. Entre otras, participaron las áreas de Ambiente, Producción, Espacios Públicos y Arbolado y Obras Públicas.

De la actividad surgieron propuestas de objetivos concretos de reducción de emisiones y se analizaron las acciones que se están llevando a cabo actualmente y aquellos potenciales proyectos que permitirían alcanzarlos. Tomando en cuenta los resultados arrojados por el inventario de gases de efecto invernadero (GEI) realizado, se identificaron tres estrategias principales para la reducción de emisiones: la reducción del consumo de energía a nivel residencial, la promoción del cambio de modalidad de transporte haciendo que se reduzca el uso del automóvil y el tratamiento diferencial de la fracción orgánica de los residuos.

Para cada una de estas estrategias se pensaron distintas acciones que permitan alcanzar reducciones ambiciosas de emisiones. Entre ellas la incorporación de energía renovable, fundamentalmente para satisfacer las necesidades energéticas de la operación comunal, y su promoción para la incorporación de esta tecnología de generación de energía a escala residencial. Estas acciones potenciarían su impacto, con acciones de eficiencia energética a través del recambio de luminaria por tecnología LED, y a nivel industrial y residencial. La promoción de medios de transporte más eficientes espera lograrse a través del trabajo conjunto con los prestadores de servicios públicos de transporte, con campañas de difusión y fomentando el consumo de biocombustibles. Para reducir las emisiones de residuos, se pensaron estrategias de compostaje a escala local.

Por otro lado, se analizaron también los principales desafíos que debe afrontar la ciudad ante la realidad del cambio climático. Se analizaron las tendencias climáticas para la zona y se reconocieron las principales vulnerabilidades de la localidad frente a ellas. En cuanto a las amenazas climáticas, se identificaron como las más importantes a los anegamientos por desborde de arroyo saladillo y lluvias intensas, los vientos fuertes y los picos de temperatura. Estos eventos, que no sólo tienen un impacto real actual, sino que también se proyecta que aumenten con el tiempo, van a afectar sin dudasa la producción, las viviendas y el abastecimiento de energía y sistemas de comunicación. Se reconoce además que hay ciertas zonas que resultan de particular vulnerabilidad por su ubicación y condición social. Surgieron de este análisis, líneas de acción específicas para garantizar que la población no sólo pueda hacer frente de forma eficaz y eficiente a los posibles eventos climáticos extremos, sino que también pueda seguir mejorando su calidad de vida. En este sentido, se identifica como principal necesidad el trabajo en la gestión del agua, que implicaría la realización de un Plan Hídrico Integral. Se propone además, profundizar el trabajo que ya se lleva a cabo con los productores locales para que diversifiquen su producción y generen sistemas productivos aún más resilientes frente al cambio climático.