Ya reciben neumáticos fuera de uso para ser reciclados en la ciudad de Paraná


31/03/2019

Se reciben todo tipo de ruedas de hasta 1.25 m de diámetro como máximo. El servicio es totalmente gratuito para los ciudadanos, debiendo los grandes generadores –empresas, comercios e instituciones– abonar un costo administrativo para acceder al mismo. No se reciben cubiertas de máquinas agrícolas ni mineras.

El destino de los NFU será la planta de la empresa REGOMAX, ubicada en el predio del Buen Ayre del CEAMSE, en la provincia de Buenos Aires. Allí, los mismos serán reciclados en su totalidad. La empresa REGOMAX recibirá sin costo los neumáticos en la planta y obtendrá el molido de la goma de los mismos para la fabricación de pisos, pavimentos deportivos y canchas sintéticas, recuperando el acero y los restos de la tela de la estructura.

Uno de los objetivos principales del emprendimiento es la sustitución de la importación del molido de goma, como también facilitar la exportación de canchas sintéticas y pisos deportivos.
Además, gracias al esfuerzo de los empleados municipales, una parte del material será reducido, a los fines de ahorrar espacio en cada viaje en el traslado de los neumáticos.
De este modo, se posibilitan acciones concretas de reciclaje dentro de la ciudad, trabajando con escuelas y grupos de artesanos, generando un ahorro económico y ambiental.

Un problema de salud ambiental:

Los NFU pertenecen a la categoría “Residuos Especiales de Generación Universal”, y constituyen una corriente de residuos que, si bien puede considerarse menor (del orden del 1%), genera serios problemas al momento de su disposición final.

A nivel mundial, es importante colocar en el centro del debate la necesidad de avanzar sobre una normativa que dé respuesta al incremento de la generación de neumáticos fuera de uso y defina su gestión integral, contemplando todas las etapas del ciclo de vida de los mismos.

En Argentina, el desecho de neumáticos es de 130 mil toneladas anuales, de las cuales un alto porcentaje posee un destino inadecuado, no solamente como residuo que se incinera o se arroja en el río o los arroyos generando contaminación ambiental, sino también porque el neumático acumula agua, lo que facilita la proliferación de insectos y mosquitos, particularmente el Aedes Aegypti que transmite el dengue.

Este nuevo servicio ambiental, generado exclusivamente por el municipio local, reinserta el neumático en el circuito productivo con el compromiso de todos.

Cabe señalar que los NFU son residuos domiciliarios según la legislación nacional; los particulares –personas e instituciones– son grandes generadores del material; siendo los municipios, los dueños de las gomas descartadas.

Lic. Daniel Maximiliano Gomez
Dirección de Comunicación y Educación Ambiental
Subsecretaría de Ambiente Sustentable
Municipalidad de Paraná