Eficiencia energética: Un compromiso del estado local, una tarea de todos.


09/03/2019

La eficiencia energética consiste en el uso eficiente de la energía. Con el aporte del estado local, venimos trabajando desde hace tiempo en esta temática fundamental para la sustentabilidad de Rafaela.

Entre 2018 y 2019  las acciones llevadas adelante en este sentido, fueron: la auditoria energética en el edificio municipal, el recambio de luminaria por tecnología LED en oficinas públicas y en el alumbrado público, la ordenanza para el uso de LED en todas las obras públicas nuevas, el reintegro a los vecinos por la instalación de colectores solares, la presentación del proyecto de ordenanza para reintegros por uso de energía renovables, los cursos de capacitación sobre nuevas tecnologías para el uso eficiente de energía, entre otras. Gracias a la labor conjunta de las diferentes área municipales y el aporte del Consejo Ambiental del IDS Rafaela, con estas acciones logramos aumentar el ahorro y reducir el consumo energético, favoreciendo el cuidado del ambiente y la sustentabilidad en Rafaela.

Pero también es importante considerar la participación ciudadana en esta tarea, ya que los impactos económicos y ambientales producidos por el uso de la energía eléctrica, pueden disminuirse trabajando en conjunto, transformando algunos hábitos y generando conciencia entre quienes nos rodean.

Algunos consejos para tener en cuenta en nuestros hogares y espacios laborales son: reemplazar la iluminación por tecnología LED, usar cortinas y alfombras como aislantes, desenchufar artefactos que no están en uso, aprovechar la luz natural del exterior, apagar luces en los espacios que no usamos.

El ahorro es un elemento fundamental para el mejor aprovechamiento de los recursos energéticos y para el cuidado del ambiente, porque disminuye el consumo de combustibles en la generación de electricidad y evita la emisión de gases contaminantes hacia la atmósfera. Para avanzar en esta cuestión, es necesario invertir, concientizar y trabajar conjuntamente.

Translator: Victoria Yuzova