Las Municipalidades de Bell Ville y Monte Buey planifican sus acciones ante el cambio climático al 2030.


18/11/2018

Los días martes 13 y miércoles 14 de noviembre, Emanuel Ayala, del equipo técnico de la RAMCC, participó de las reuniones y organizó un primer borrador de la propuesta.

En Bell Villela reunión fuepresidida por Ernesto Borrageros, Director de Bromatología y Saneamiento, quien estuvo acompañado por Adrián Giuzzio y Yanina Colagrossi, técnicos del área.Entre las principales conclusiones se destaca la necesidad de trabajar en un sistema integrado y coordinado para la gestión de riesgos de desastres principalmente relacionados con las inundaciones por precipitaciones intensas y eventualmente por el desborde del río Ctalamochita. Tales eventos afectan a varios puntos de la ciudad siendo el sector norte el más vulnerable.

Por otra parte, en lo que respecta a las acciones de mitigación de gases de efecto invernadero, el municipio comenzará a trabajar en cuestiones de eficiencia energética con la elaboración de auditorías energéticas en edificios públicos con el apoyo de la provincia de Córdoba.Otra de las iniciativas propuestas es la de trabajar en la ley provincial que propone cubrir 50% del agua caliente sanitaria con energía solar en edificios públicos y comerciales, tratando de alcanzar también el sector residencial mediante normativas que regulen las nuevas construcciones.

El equipo de trabajo presente en Monte Buey el día miércoles14 estuvo conformado porPablo Marchesi, Sub Director de Vivienda y Proyecto;Mariano Calamante,Coordinador del Departamento de Juventud;Diego Ciccioli,Secretario de Gobierno;Miguel Alfredo Cuello, Secretario de Obras Públicas yOlivia Antonio, asesora externa del municipio. Como resultado de la actividad, se identificaron las principales amenazas y zonas vulnerables de la ciudad. Entre ellas podemos mencionar algunas regiones con posibilidad de anegamiento ante intensas precipitaciones y la presencia de árboles añosos que pueden caer durante fuertes tormentas, cortando caminos y poniendo en riesgo algunas edificaciones.

Entre las acciones que se proponen desarrollar se destacan alcanzar el 100% de luminarias LED (hoy poseen 80%), lograr que en todos los edificios públicos haya calefones solares, aumentar el corte de biocombustible en la flota de vehículos municipales, mejorar la aislación térmica regulando la construcción de la envolvente en nuevas edificaciones, entre otras.

Ambos municipios han adquirido recientemente el segundo reconocimiento otorgado por el Global Covenant of MayorsforClimate and Energy gracias a la revisión de su inventario de gases de efecto invernadero y el reporte de amenazas climáticas. Al finalizar el Plan Local de Acción Climática, las ciudades cumplirán conel compromiso asumido por los intendentes Carlos Brinner (Bell Ville) y Edwin Riva (Monte Buey) en 2017 convirtiéndose así en dos de las primeras ciudades argentinas en finalizar el proceso.