Serie histórica de inventarios de GEI en la Comuna de Correa


09/08/2018

La comuna de Correa, fue uno de los primeros municipios de la RAMCC en tener su inventario de gases de efecto invernadero. En el 2014 formó parte del grupo de los primeros 10 municipios piloto con los que se probó la factibilidad de la metodología que se había diseñado. Ese trabajo, se continuó en el tiempo, permitiéndolo a la localidad contar hoy con un seguimiento durante 4 años de sus emisiones. Estos resultados permiten contar no sólo con una descripción completa y detallada de sus principales fuentes de emisión, sino también empezar a observar tendencias en las emisiones, que aunque incipientes por ser sólo 4 años, permiten sacar algunas conclusiones.

La sucesión de datos, confirma el perfil agropecuario de la región, ya que año a año se observa una preponderancia marcada de las emisiones provenientes de este sector, que en promedio, abarca el 66% de las emisiones. Las emisiones relacionadas al consumo de energía en edificios, son las segundas en importancia, con el 25% de las emisiones totales. La siguen el sector transporte, con sus emisiones asociadas al consumo de combustibles (nafta y gas oil) con el 7% de las emisiones y finalmente los residuos con el 2%. En cuanto a las tendencias, para la mayor parte de los sectores se observan disminuciones en el total de emisiones, logrando en conjunto, una reducción del 13% en las emisiones totales. Particularmente, las reducciones relativas más importantes se dan en el transporte, que se redujeron en un 40%. Las emisiones de los dos sectores más importantes: energía y agropecuarias, se redujeron alrededor de un 10% cada uno, mientras que los residuos, se mantuvieron relativamente estables, con un incremento inferior al 1%.

Estas reducciones en un contexto de leve crecimiento poblacional de la localidad, hace que las emisiones per cápita de la localidad también se vean reducidas, pasando de 9,56 toneladas de dióxido de carbono equivalente por persona por año en el 2014 a 8,21.

Queda por delante seguir analizando estos datos buscando las explicaciones de estas variaciones y fomentar e instensificar aquellas líneas de trabajo que las hayan impulsado. A su vez, se sigue trabajando en continuar la serie histórica de inventarios, para poder hacer un seguimiento más cercano de las acciones emprendidas por la comuna que sin dudas tendrían impacto en sus emisiones totales, como por ejemplo el recambio de la luminaria pública por artefactos LED emprendido en el 2017 y el programa de compostaje iniciado este año.